Las aguas micelares son un producto novedoso en la limpieza facial, que permiten una limpieza completa en un solo paso, sin necesidad de aclarado y sin dejar molestos residuos en la piel.